50 SOMBRAS DE VINO

COSUE – PRIMER PREMIO

Las mujeres a las que invitaba a cenar en exclusivos restaurantes se extrañaban con la petición que les hacía: ir vestidas totalmente de blanco y no ponerse perfume. Esto, unido a que soy enormemente rico gracias a unas startups millonarias, las llevaba a imaginarse protagonistas de las “sombras de Grey”.
Ellas no sospechaban que lo único que quería era poder captar el buqué de los vinos que elegía sin interferencias de banales perfumistas y apreciar su intensidad, nitidez y color con el fondo blanco de sus vestidos.
De todos modos, para no decepcionarlas, siempre llevaba unas esposas en mi deportivo.

LOS HIJOS DE DIEGO

LAVENDER LÓPEZ – ACCÉSIT

Todas las noches, al cerrar el museo, salimos de nuestros lienzos y llenamos la sala
con corrillos de amigos, discusiones cortesanas y bufidos de caballos. La infanta Margarita se pasea con sus sirvientas, las hilanderas coquetean con los de la fragua y Felipe IV debate con Marte acerca de la guerra.
— Oye, Baco— me dice el bufón Calabacillas
¿me das una copa de vino?
Claro, siéntate con nosotros — respondo. Le sirvo un vaso, brindamos por Zeus, y
seguimos tocando música, bebiendo y riendo.
Hoy, una menina vio como el vigilante de la mañana encontraba una uva en el suelo.

Todos los participantes

Desde La Diligente agradecemos nuevamente la gran participación y la calidad de los escritos presentados. Dejamos en la siguiente página todas las redacciones presentadas al concurso firmadas con el seudónimo del autor.